Epígrafe


Soy bien nacido. Un niño 
Fui, como los demás, feliz. 
Después llegó el mal destino 
E hizo de mí lo que quiso.

Vino el mal genio de la vida,
Rompió en mi corazón,
Todo se lo llevó vencido,
Rugió como un huracán,

Quebró, dividió, derribó,
Destruyó sin razón ni piedad
¡Ah, qué dolor!
                      Herido y solo,
–Solo– mi corazón ardió.

Ardió en gritos dementes 
En su pasión sombría... 
Y de esas horas ardientes 
Quedó esta ceniza fría.

–Esta poca ceniza fría...
 

1917

De A cinza das horas (1917)

 
Manuel Bandeira
Trad. José Javier Villarreal


Índice